Phil Spencer “Sony Quiere Crecer Haciendo Que Xbox Sea Más Pequeña”, Acusa

La FTC intenta bloquear

Para el director ejecutivo de Microsoft Gaming, Phil Spencer, la competencia entre empresas de videojuegos se ha convertido en un asunto desleal, ya que considera que Sony busca “proteger su dominio” y seguir creciendo, pero “haciendo que Xbox sea más pequeña”, dijo durante una entrevista en un podcast. Esta declaración está relacionada al hecho de que Sony se ha opuesto a la compra de Activision Blizzard por 69,000 millones de dólares ante los organismos reguladores, además de la relevancia que tiene el juego Call of Duty para ellos. “Sony está liderando el diálogo sobre por qué el acuerdo no debería concretarse para proteger su posición dominante en la consola, por lo que se aferran a Call of Duty. El fabricante de consolas más grande del mundo objetó la única franquicia que dijimos que continuará enviándose en la plataforma”, señaló el ejecutivo.

Por otra parte, las palabras llegan unos días después de que Xbox anunció un acuerdo con Nintendo y con Valve para que el popular videojuego esté disponible en sus consolas y servicios durante 10 años en caso de que se complete la compra. Este tipo de arreglo también se ofreció a Sony y a PlayStation. Incluso el propio Spencer se comprometió por escrito con el jefe de PS, Jim Ryan, a mantener el juego en la consola durante “varios años más”, aún después de que termine el acuerdo de marketing entre Activision y la empresa japonesa. Desde la perspectiva de PlayStation, la oferta de Microsoft fue descrita como “inadecuada en muchos niveles”, además de que la disputa ya no se trata de si el juego estará disponible en esta consola, sino que se podrá jugar en el servicio Game Pass, lo cual le daría una ventaja a Xbox.

la transacción más grande en la historia de los videojuegos La disputa entre estas empresas de videojuegos ya escaló a un punto tan relevante que incluso la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos ya presentó una demanda formal para intentar bloquear la adquisición.

La razón para detener la transacción más grande en la historia de los videojuegos es que “permitiría a Microsoft suprimir a los competidores de sus consolas Xbox y su negocio de contenido por suscripción y juegos en la nube en rápido crecimiento”, señaló el organismo. De acuerdo con la reguladora Holly Vedova, las inquietudes no están relacionadas con el dominio en consolas, sino en el hecho de que Microsoft posee el servicio suscripción, Xbox Game Pass, y el de juegos en la nube, Xbox Cloud Gaming, los cuales se verían beneficiados tras la compra. Incluso señaló que Microsoft ya tiene un antecedente en donde demostró su dominio y este se dio con la compra de ZeniMax, pues ahora juegos como Starfield y Redfall, producidos por Bethesda, serán exclusivos de Xbox. Asimismo, el organismo regulador mencionó que existe la posibilidad de que la base de 154 millones de jugadores activos de Activision repartidos en juegos como Call of Duty, World of Warcraft, Overwatch y Diablo, entre otros, se vería perjudicada con la operación. “Microsoft tendría los medios para perjudicar la competencia manipulando los precios; degradando la calidad de sus juegos o la experiencia en las consolas y servicios de juego rivales”, señaló la FTC. En respuesta, el presidente de Microsoft, Brad Smith, dijo que han asumido compromisos para “abordar las preocupaciones de competencia” y ambas partes están dispuestas a dialogar en busca de un acuerdo que satisfaga a las partes involucradas.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy