Como Violento Reseña: The Callisto Protocol, Terror Espacial Tan Desafiante

También es en este momento en que se establece la narrativa de desolación y vacío que incluso recuerda al clásico del cine de ciencia ficción, Alien, pues el personaje debe pasar por estrechos y húmedos pasadizos sin luz en los que existe la sensación de un peligro siempre al acecho. Este juego desarrollado por Strike Dance está inspirado por las bases que sentó el videojuego de 2008, Dead Space , pues se trata del mismo director, Glen Schofield, aunque da un paso enfrente en el combate cuerpo a cuerpo, en el que el reto es bastante mayor y las muertes son un elemento constante hasta el punto de llegar a ser frustrante en los niveles iniciales. Si bien en un inicio este punto del juego puede resultar problemático para los novatos, con el pasar del tiempo y la historia, el usuario puede tomar práctica, aunado a que también hay una diversidad de armas, lo cual hace más sencillo acabar con los enemigos, los cuales se tornan hasta cierto punto predecibles. Respecto al combate cuerpo a cuerpo, este tiene diferentes niveles de desarrollo, pues es posible modificar el equipamiento del protagonista con el objetivo de que sea más complicado para los enemigos asestar golpes.

Imaginar una cárcel en el espacio es sencillo, gracias a todas las películas de ciencia ficción que han construido una narrativa con esa base. Sin embargo, en The Callisto Protocol se combina con un entorno de barbarie y supervivencia. La historia de este videojuego se desarrolla en 2320, en el que el protagonista, Jacob Lee, un piloto que sufre el ataque a su nave, es encarcelado en la prisión de máxima seguridad, Callisto, la cual se encuentra ubicada en una de las lunas de Júpiter. El objetivo es salir de la cárcel de Hierro Negro, sin embargo, aquí es la parte en la que la historia inicia realmente, pues los presos están viviendo un proceso de transformación a unas criaturas llamadas biophages, que son una especie de zombies espaciales y mientras avanza la historia se sabrá la razón de esas transformaciones tan grotescas.

Así como el usuario evoluciona en las habilidades, los enemigos también mutan. Algunos de ellos desarrollan tentáculos e incluso tienen más fuerza y puntos de salud, lo cual los hace más complicados de vencer. Los entornos estrechos no sólo tienen impacto en los trayectos del protagonista, sino también en los combates, pues la mayoría de estos se dan en espacios cerrados en donde las habilidades con el control deben relucir para salir vivo o sin la mayor cantidad de daños. Un punto en contra es que el juego bloquea la cámara para enfrentar a un solo enemigo, algo que resulta problemático cuando hay más de uno. Se trata de un juego lineal en el que los recursos son limitados, algo que aporta al sentido de exploración, pues obliga a buscar en todos los sitios algún elemento para, por ejemplo, recuperar nivel de vida para enfrentar el siguiente combate. Respecto a las armas, el título es propositivo. En los juegos de disparo es una tradición buscar municiones o pistolas en el suelo. En este caso, primero son necesarios los planos del lugar para ubicar las salas de impresión y generar nuevas armas. Estos puntos también son sitios para realizar transacciones por los objetos hallados en la aventura, además de descansar, por un momento, del terror.

Muerte y desolación en cada centímetro ¿Recomiendo la compra de The Callisto Protocol?

La ambientación es, quizá, el elemento más importante de este juego. Desde el primer momento se siente el misterio y el terror latente. También hay zonas devastadas por el fuego que se combinan con cuerpos mutilados y ríos de sangre, algo que aporta a las zonas en donde aparecen los enemigos. Su diseño también es relevante, pues si bien tienen una apariencia antropomórfica, algunos llegan a tener un nivel de deformaciones tal que son grotescos y cuando vencen al protagonista, su fuerza es de un nivel tan grande que las escenas se vuelven terribles momentos de violencia donde no hay ninguna oportunidad de sobrevivir. Se trata de un juego sorpresivo al final de año. A nivel gráfico, el título no queda a deber, todas las escenas se ven demasiado realistas, incluso aquellas de extrema violencia. No obstante, sí fueron notables algunos problemas de rendimientos, especialmente en momentos muy específicos, como durante acciones donde sucedían muchas cosas en pantalla o cuando había explosiones. Para el próximo año, es posible que se cuele entre algunos de los mejores juegos del año, especialmente en categorías como el apartado gráfico o el diseño sonoro; sin embargo, una de sus principales deficiencias es la imposibilidad de saltar las cinemáticas, ya que al morir en un nivel, estas se deben repetir en su totalidad lo cual hace que el juego sea bastante desesperante. Sí recomiendo su compra, pero si no eres un fanático del género, podrías dejar que baje de precio y conseguirlo hasta un punto más accesible. Está disponible para Xbox Series X/S, Xbox One, PlayStation 4 y 5, además de PC.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy