De Activision Microsoft Luchará En Tribunales Para Mantener La Compra

Para los analistas, una batalla entre la FTC y Microsoft es problemática, ya que la empresa tiene complicado el hecho de ganar una pelea judicial antes de la finalización del acuerdo, que es el próximo 30 de junio. El principal conflicto de esta transacción es la permanencia de la popular franquicia Call of Duty en las consolas PlayStation, pues los organismos antimonopolio han considerado que la fusión permitiría a Microsoft asumir un papel dominante en el negocio de los videojuegos, especialmente en el de la nube que está en crecimiento. Hace unos días se dio a conocer que Microsoft buscaría entregar una concesión para que el título siga disponible en la consola de Sony por lo menos durante una década más, no obstante, no existe la garantía de que la empresa japonesa esté dispuesta a aceptar el acuerdo. “Sony, como líder de la industria, señala que está preocupada por Call of Duty, pero hemos dicho que estamos comprometidos a hacer que el juego esté disponible tanto en Xbox como en PlayStation. Queremos que la gente tenga más acceso a los juegos”, dijo un vocero de Microsoft a Reuters.

La compra de Activision Blizzard por 69,000 millones de dólares por parte de Microsoft está en riesgo, debido al escrutinio que los organismos reguladores están ejecutando sobre la transacción; sin embargo, la empresa de Satya Nadella tiene un plan listo si las autoridades no permiten la adquisición. Esta operación ha sido revisada por diferentes reguladores en el mundo, desde Brasil, Reino Unido y Estados Unidos. En todos los países la propuesta ha sido controversial, pero en EU resultó más problemática, pues la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) podría presentar una demanda para bloquear el acuerdo. Si bien Xbox no ha tenido conversaciones con la FTC respecto a las concesiones que podrían dar para que se apruebe la compra, un reporte de Bloomberg apunta que la empresa ya está preparando un plan para impugnar una posible demanda del organismo hacia la compañía.

La posible negativa por parte de Sony en este punto de la discusión no es si llegaría a su consola, sino que el popular juego llegue al servicio Xbox Game Pass, lo cual lo haría más popular y estaría violando un supuesto acuerdo entre Activision y Sony para que el título no esté disponible en esta plataforma. Microsoft sí ha planteado estas discusiones con Sony a los reguladores, pero en realidad no ha presentado formalmente una propuesta a través de la cual exista una solución ya que el proceso de revisión no ha alcanzado dicha etapa, dijo una persona relacionada con el asunto a Bloomberg. Por otra parte, el New York Post reportó que algunos de los miembros demócratas de la FTC podrían dar el visto bueno a Microsoft si es que está de acuerdo con otorgar ciertas concesiones para equilibrar el mercado de los videojuegos. Además, para Xbox sería contraproducente quitar el juego de PlayStation en términos financieros, según analistas. Cabe recordar que la FTC ha sido uno de los organismos reguladores más críticos de las empresas de tecnología y mercados digitales desde que inició la administración de Biden en Estados Unidos. Por lo tanto, la otra opción sería que Microsoft abandone la compra ante un desafío de la FTC, algo que ya sucedió en 1995, cuando la empresa buscaba adquirir el software de contabilidad Intuit y prefirió no enfrentarse a una larga batalla legal con los reguladores.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy