Sus Operaciones Luego De Las Protestas, La IPhone City Recobra El 90% De

¿Qué hizo Foxconn para detener las protestas?

El último trimestre del 2022 fue problemático para Apple debido a las fuertes protestas que se dieron en la planta de Foxconn, su socio de fabricación, en Zhengzhou, China; sin embargo, la producción en la llamada iPhone City ya se está normalizando y ha alcanzado el 90% de su capacidad, de acuerdo con un reporte de Bloomberg. La noticia es esperanzadora para Apple, pues en esta planta se produce la familia de iPhone 14 Pro y Pro Max de la compañía, la cual tuvo que reducir las expectativas de venta al cierre del 2022. Según datos de la firma de análisis Wedbush Securities, las interrupciones le costaron a Apple cerca de 1,000 millones a la semana en ventas perdidas de iPhone sin contar la temporada navideña.

Tan sólo en el mes de noviembre, las renuncias masivas en Foxconn hicieron que Apple perdiera el 30% de la producción de móviles planificada para ese periodo, es decir, la empresa dejó de fabricar unas 6 millones de unidades de iPhone 14 Pro y Pro Max. iPhone City tiene un área de 1.4 millones de metros cuadrados y actualmente está operando con alrededor de 200,000 trabajadores, una cantidad con la que finalmente está recuperando su producción a una capacidad máxima. El origen del descontento por parte de los empleados de Foxconn en Zhengzhou se debió, por una parte, al aumento de casos de covid-19 al interior de la fábrica desde octubre del año pasado, lo cual derivó en estrictos controles para el confinamiento de las personas. Los trabajadores incluso manifestaron que las condiciones laborales y de encierro habían sido injustas, además de que no fueron suficientes para detener la ola de contagios del virus al interior de la fábrica.

Otro motivo del descontento fue que Foxconn incumplió con diversas promesas salariales para empleados que llegaron en octubre, pues les dijo que entregaría alrededor de 420 dólares luego de 30 días, así como un segundo bono de la misma cifra después de 60 días. No obstante, la protesta estalló luego de que se informara a los empleados que los pagos se retrasarían hasta el próximo año, específicamente el primero llegaría a mediados de marzo y el segundo en mayo. “Los nuevos reclutas tienen que trabajar más días para recibir el bono que les prometieron, por lo que se sintieron engañados”, dijo un trabajador a CNN. En algunos videos que se difundieron a través de redes sociales y que ahora ya no están disponibles, se puede ver a los trabajadores romper ventanas y cámaras de seguridad. Otras grabaciones, difundidas por Reuters, mostraron los disturbios y el lanzamiento de gases lacrimógenos, mientras los trabajadores derribaban las barreras de cuarentena, donde protestaban por el hecho de que habían sido obligados a compartir dormitorio con compañeros que dieron positivo a covid-19. Cabe mencionar que ahora Foxconn ya optó por eliminar muchas de las restricciones sanitarias que habían producido descontento, especialmente las relacionadas con los métodos de trabajo de “circuito cerrado”, las cuales obligaban a los empleados a moverse únicamente de sus dormitorios a sus puestos de trabajo.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy