29 de noviembre de 2023

La poderosa verdura que limpia el colon y ayuda a aliviar el estreñimiento

El colon, también llamado intestino grueso, es un tubo largo y hueco que se encuentra al final del sistema digestivo, en el cual el cuerpo produce y almacena las heces, según señala el portal Medline Plus.

Para cuidarlo es importante consumir fibra, ya que permite retener el agua, la cual es usada para hacer las heces más formadas y suaves, y así ayudar a los músculos del colon a movilizarlas hacia el recto. Si esto no ocurre, el colon continúa absorbiendo agua, volviéndolas duras y causando estreñimiento.

La ingesta de frutas y verduras le aportan importantes cantidades de fibra, al igual que los cereales integrales. Adicionalmente, como parte complementaria de la dieta, hay bebidas especiales elaboradas con productos naturales que ayudan en este propósito y que de paso aportan en la pérdida de peso, pues evitan las inflamaciones mientras aportan en la eliminación de toxinas.

Uno de los alimentos que puede ayudar a limpiar el colon y prevenir el estreñimiento es el apio. Esta es una planta que tiene un sabor único y sus propiedades nutricionales la complementan para ser una opción rica y saludable en la cocina.

Se trata de una hortaliza de color verde, con tallos que forman una gruesa penca con hojas acuñadas, parecidas al cilantro. Se puede encontrar prácticamente todo el año, pues se siembra en función de los dos ciclos productivos: invierno y primavera.

Entre las principales propiedades nutricionales del apio se encuentran ser rico en fibra, es diurético, de bajo nivel calórico, con vitamina C y E, con potasio, sodio y calcio. Asimismo, de acuerdo con la dietista y nutricionista Megan Ware, el apio se compone en 95 % de agua, por lo que es una buena fuente de vitamina K.

Al ser rico en fibra favorece el proceso digestivo, especialmente el tránsito intestinal, previniendo el estreñimiento, la hinchazón abdominal y la aerofagia. También reduce la acidez y la secreción gástrica, ayudando a prevenir la úlcera estomacal. Además, estimula los jugos gástricos y combate los gases.

Las formas en las que se pueden consumir el apio son variadas. De hecho, el portal especializado Cuídate Plus listó algunas formas de ingerirlo:

1. Sopas y cremas: el apio puede ser una buena opción para dar sabor a las sopas y algunos guisos. En este caso, aunque se cocine un poco, no pierde del todo sus características.

2. Sal de apio: en algunos países es posible comprar apio seco y pulverizarlo. En estos casos se usa como si fuera sal para potenciar el sabor de otros alimentos sin usar sodio.

3. Crudo: Carmen del Campo, vocal de Nutrición del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ciudad Real, asegura que la mejor forma de comer vegetales crudos, pues es la forma en la que se conservan sus vitaminas y minerales. Es posible añadirlo a ensaladas, tanto su tallo, como las hojas.

4. Zumos: “Gracias a su bajo aporte de calorías y su altísimo contenido en agua, el zumo de apio es una de las preparaciones más famosas en muchas de las dietas de adelgazamiento”, indica Vanesa León García, miembro del Comité de Prensa de la Asociación de Dietistas-Nutricionistas de Madrid.

Los factores que aumentan el riesgo de padecer cáncer de colon

Aunque el cáncer de colón se puede manifestar a cualquier edad, la mayoría de los pacientes que presenta esta afección es de más de 50 años.De acuerdo con estudios realizados, los afroamericanos tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de colon que las personas de otras razas.Si ya se ha tenido cáncer de colon o pólipos no cancerosos en el colon, se debe estar en alerta, pues existe una alta probabilidad de sufrir este cáncer en el futuro.Las enfermedades inflamatorias crónicas del colon, como la colitis ulcerativa y la enfermedad de Crohn, pueden aumentar el riesgo.Los síndromes hereditarios pueden aumentar significativamente el riesgo de padecer cáncer de colon. Solo un pequeño porcentaje de los casos está relacionado con genes heredados.El cáncer de colon y el cáncer de recto pueden estar asociados a una dieta que tiene un bajo contenido de fibra y un alto contenido de grasas y calorías.Las personas inactivas son más propensas a desarrollar cáncer de colon.

Otras recomendaciones

Existen afecciones médicas que causan daño nervioso y pueden derivar en problemas con el funcionamiento de los intestinos. Por esta razón, es importante un programa de cuidado diario del intestino.

Las recomendaciones básicas incluyen mantenerse activo para prevenir el estreñimiento. En consecuencia, es recomendable caminar y evitar pasar demasiado tiempo sentado. Asimismo, se sugiere el consumo abundante de alimentos ricos en fibra.

Otras rutinas de cuidado incluyen escoger una hora regular para sentarse en el baño, por ejemplo, después de una comida o cada que el cuerpo lo requiera (lo normal es de dos a tres veces al día). También es importante la paciencia al momento de ir al baño, pues la evacuación puede tomar de 15 a 45 minutos.

No obstante, también hay varias afecciones que pueden provocar problemas en el colon: el cáncer colorrectal, pólipos del colon, colitis ulcerativa, diverticulitis y el síndrome del intestino irritable son algunas de ellas. Por esta razón, ante cualquier señal de alarma, es imperativo acudir a un especialista.

De igual forma, para evitar afecciones se recomienda limpiar el órgano de manera habitual. Esto se puede hacer a través de alimentos, bebidas, medicamentos, entre otros. Sin embargo, hoy en día las hierbas medicinales son las más usadas por sus múltiples beneficios.

Dentro de las ventajas de depurar este órgano se encuentra la mejoría para absorber los nutrientes. Cuando este se llena de desechos o sustancias tóxicas, el colon suele perder la capacidad de extracción de vitaminas y minerales, en consecuencia, algunos de estos siguen su camino por el sistema sin sacarles el máximo provecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *