2 de octubre de 2022

Invertir en oro no es un meme en 2022, pero no es ni de lejos la mejor opción para los ahorros

Con los mercados cayendo y la alta inflación hay quien piensa que hay que volver al oro como refugio para los ahorros. Invertir en oro puede sonar antiguo, un poco meme en 2022, pero lo cierto es que tiene sus fans que no pararán de proclamar que es la mejor estrategia de inversión.

Y puede sonar bien en momentos de incertidumbre, pero si miramos los históricos vemos que no es tan buena idea. Vamos a repasar cómo invertir en oro y las rentabilidades que ha tenido en el pasado.

¿Cómo invertir en oro en 2022?

Lo cierto es que para invertir en oro hay tres estrategias bien diferenciadas. La primera es hacerlo de forma indirecta, invirtiendo en empresas mineras. Si el oro sube estas empresas que extraen el metal de sus minas irán bien. Pero claro, también hay que mirar sus finanzas: si son empresas mineras de mala calidad (por ejemplo, tienen deuda o se embarcan en proyectos nuevos que no son fructíferos) lo cierto es que incluso en una situación alcista se puede perder dinero, por tanto para seguir esta estrategia hay que ser muy selectivo.

La segunda forma de invertir en en oro es comprándolo directamente. La mejor forma de hacerlo es a través de monedas que emiten los distintos países, pero ya empezamos a mezclar numismática y oro: algunas monedas tienen especial valor y normalmente siempre se paga un sobreprecio sobre el precio spot del oro. España ha lanzado recientemente su primera moneda bullion de oro (para los que quieren invertir en oro), el Lince, y su precio tiene un 10% de sobreprecio sobre el spot.

Si la numismática no es lo nuestro también se pueden comprar lingotes, pero hay que tener cuidado con las falsificaciones, pues existen y en el caso de las monedas es más complicado de hacer. Así que la mejor forma de comprar oro de forma física es centrarnos en alguna moneda que no tenga un especial valor numismático, como por ejemplo las sudafricanas de Krugerrand, con tiradas bastante altas.

La tercera forma de invertir en oro es a través de un ETF de acumulación. Es decir, un fondo de inversión cotizado que acumule oro físicamente y por tanto sus acciones están directamente relacionadas con el precio del metal. Existen múltiples y habría que elegir uno con bajos gastos, accesibles desde nuestro broker habitual y que esté auditado.

¿Es una buena inversión?

Lo cierto es que aunque siempre se comenta que el oro es una buena inversión, históricamente no lo ha sido tanto. Es muy famosa la imagen de la rentabilidad histórica de los distintos activos, mostrando que las acciones dan una rentabilidad media del 6,9% al año (en términos reales) frente al 0,64% del oro. Estos datos vienen desde el siglo XIX.

Sin embargo si pensamos que estamos en época distinta nos podemos centrar en horizontes temporales más recientes. En los últimos diez años (que incluyen el mercado bajista de la bolsa de 2022) el S&P500 se ha revalorizado un 235% mientras que el oro un 38%.

Si nos vamos a los últimos 15 años, que incluyen las caídas de bolsa de 2008, las rentabilidades son similares. Y si nos vamos al último año tenemos unas subidas del 17% del oro frente a unas caídas de bolsa del 10%. Es decir, el oro puede estar decorrelado con la bolsa y podemos pensar que ahora es el mejor momento para invertir, ya que las bolsas caen. Pero lo cierto es que no sabemos cuando pararán las caídas. De hecho si comparamos con la historia la bolsa ha caído mucho y acabará recuperándose. Si estamos fuera nos perderemos dicha recuperación.

Otra cosa es que se quiera tener cierta inversión en oro. Si forma parte de una estrategia más definida que vender todo y ponerlo en oro, entonces puede tener cierto sentido. Por ejemplo la cartera permanente es una estrategia de inversión que requiere tener cierta exposición al oro. Pero ojo, lo que logra esta estrategia es reducir la rentabilidad a cambio de tener una volatildad más baja (como casi todas las estrategias de inversión que requieren un mix de activos).


La noticia

Invertir en oro no es un meme en 2022, pero no es ni de lejos la mejor opción para los ahorros

fue publicada originalmente en

El Blog Salmón

por
Alejandro Nieto González

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy