6 de diciembre de 2022

Detox digital, así puedes limitar el uso de redes sociales

Internet es una parte central de la vida en la actualidad, pero también es importante marcar un distanciamiento con las plataformas digitales y poner más atención en el mundo real, así como establecer conexiones humanas más significativas para evitar que lo virtual tenga un mayor peso en la vida. De acuerdo con un estudio realizado por la empresa de telefonía Whistleout, los millennials usan su teléfono inteligente unas 3.7 horas al día. La generación X lo utiliza tres horas al día y los baby boomers 2.5 horas en promedio, lo cual refleja la relevancia que tienen estos dispositivos. De ese tiempo en los celulares, las redes sociales suelen ocupar la mayor parte de la atención, pero ante ello puedes ejecutar algunos comandos en tus dispositivos para marcar una frontera de tiempo en estas plataformas.

¿Cómo limitar el tiempo de uso de redes sociales en iOS y Android? Mejores relaciones entre padres, hijos y tecnología

En iOS puedes controlar el tiempo que pasas en aplicaciones como Facebook, Instagram, TikTok (y muchas más). Para ello debes acceder al menú general y buscar la opción Tiempo en pantalla. Desde ahí se establecen los tiempos y apps que desees limitar. En el caso de Android, la opción a la que deberás entrar desde tu menú es Bienestar digital y controles parentales. Posteriormente, aparecerá una sección llamada Panel, desde donde se controlan las horas en cada aplicación. Además de los ajustes propios de los teléfonos, existen aplicaciones que ayudan a esta tarea, como Zario (disponible sólo en iOS), Freedom (disponible en computadoras y tabletas), Detox (solo en Android) o KidsLox (enfocada en la experiencia de los menores de edad). Marta Fuste, líder de negocios de Snapchat en México y quien tiene interés por la pedagogía, acepta que uno de los sectores más vulnerables a las herramientas tecnológicas son los menores de edad, por lo tanto los padres también deben comprender estas herramientas digitales para aminorar riesgos y mantener el libre desarrollo de la personalidad en entornos digitales.

Asimismo, aporta tres puntos que se deben priorizar en la relación entre padres, hijos y tecnología. El primero, generar un acercamiento más significativo, entender su realidad tanto en el mundo físico como en el digital. El segundo es respetar los asuntos de los hijos, aunque probablemente no se comprendan por una brecha generacional, y por último mostrar el apoyo que requieren los jóvenes en entornos físicos y digitales. Recientemente, Snapchat lanzó Centro Familiar, una herramienta de control parental que permite que padres o tutores tengan mayor conocimiento de las interacciones que tienen los usuarios menores sin invadir su privacidad. Si bien no limita el tiempo, da visibilidad de con quién se comunican los hijos, pero no muestran el contenido de las conversaciones. “Si hablan con alguien que parece sospechoso, los padres deben preguntar a los hijos quién es la persona y así reportar posibles situaciones de riesgo con Snapchat, menciona Fuste. Al reportar la situación, el contacto desaparece del lado del menor de edad, gracias a la herramienta, la cual puede ser usada en perfiles de usuarios que van de 13 a 17 años y por padres o tutores a partir de los 25 años. Fuste explica que esta innovación se llevó a cabo gracias a un estudio realizado en diferentes países, incluido México, y es parte de una evolución de las redes sociales para involucrar cada vez más a los padres de familia para, tanto la empresa como ellos, aporten en la atención de los problemas de seguridad y se normalice su uso.

]]>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy