6 de diciembre de 2022

Biotecnología, una industria con potencial, pero poco financiamiento

La ciencia tiene un gran potencial en el mundo de los negocios, especialmente la biotecnología , por tener un impacto directo en los seres humanos; sin embargo, Latinoamérica aún debe aprender a aprovecharla para convertirla en una industria rentable para la región. De acuerdo con Camilo Anabalón , manager de portafolio en la aceleradora de startups biotech, The Ganesha Lab , en la región se necesita una mayor inversión en la biotecnología, porque además genera valor a quienes se arriesgan esta industria tiene una mayor capacidad de escalamiento e impacto que las empresas tecnológicas digitales. “La biotecnología tiene una incidencia directa en las personas. Se preocupa por mejorar la atención médica y la calidad de vida de las personas. Está ligada a la salud de la gente”, explica Anabalón respecto a su potencial para la región.

Según datos de Statista, ningún país latinoamericano que forma parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) estaba en la lista con más empresas de biotecnología hasta 2018. “El ecosistema emprendedor de la región tiene mucho potencial para transformar la ciencia y la tecnología en un negocio rentable, pero se ha visto frenada por la falta de financiamiento”, lamenta el CEO de The Ganesha Lab, Markus Schreyer. Anabalón detalla que las inversiones en estas tecnologías suelen ser seguras, porque son más difíciles de desplazar por otras tecnologías. “Cuando llegan al mercado y se instalan como un elemento de valor en la calidad de vida tienen mucho menor riesgo de que esto se pierda, además de que los retornos son mayores. Los procesos son más caros, pero al validar los productos, la inversión es mucho menos riesgosa”, apunta.

Los obstáculos de la biotecnología Los especialistas resaltan que a pesar del potencial de la biotecnología en términos económicos, existe una desconexión entre la ciencia, el negocio y los marcos regulatorios. Por lo tanto, el papel de Ganesha Lab es determinar las vías para el desarrollo de las diferentes startups.

La aceleradora, detalla Anabalón, cuenta con un programa de acompañamiento para que las empresas levanten capital, lleven a cabo procesos de internacionalización y tengan relación con inversionistas para remover los obstáculos y que el camino sea más libre y rápido.

Biotecnología en Latinoamérica empieza a crecer En septiembre, esta compañía cerró un levantamiento de capital por 1.5 millones de dólares para seguir invirtiendo en startups biotecnológicas, ayudándolas a crecer e incluso llegar a otros territorios, Hasta el momento ya tienen 28 startups en su portafolio. El 50% son originarias de Chile y el resto de otros países de Latinoamérica, principalmente Argentina y Colombia. En México, la aceleradora invirtió en una healtech llamada Bleps Vision, cuya propuesta es monitorear la córnea para identificar posibles deformaciones. Si bien podría decirse que hay un rezago para la industria en Latinoamérica, el especialista matiza diciendo que “pintar todo del mismo color sería irresponsable, más bien debemos verlo por sectores”: Asimismo, destaca que es más relevante ver el potencial de la región tanto en población como en mercado para estas tecnologías, aunque acepta que los salarios son bajos a comparación de otras zonas. “Tenemos muy buena ciencia en la región y tiene un lugar fértil para ponerse a prueba. El potencial de Latam en términos científicos, demográficos y regulatorios es grande, pero falta la intensidad de capital que tiene, por ejemplo, Estados Unidos y falta la capacidad de pago que existe en esos mercados”, concluye.

]]>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy